Hierro Corrugado

hierro-corrugadoEl acero corrugado es una clase de acero laminado en caliente que presenta resaltos o corrugas para mejorar la adherencia con el hormigón. Está dotado de una gran ductilidad, para que al cortarlo y doblarlo no sufra daños. De este modo su manipulación resulta más segura y con un menor gasto energético.

El acero corrugado está hecho a partir de chatarra o mineral de hierro y carbono, en esta aleación el carbono no supera el 2,1% en peso de la composición, alcanzando normalmente porcentajes entre el 0,2% y el 0,3%

Suministro de hierro en barras en toda España.

Hierro corrugado

Conoce el hierro corrugado y sus especificaciones

¿Qué es?

El corrugado es una clase de acero laminado en caliente que presenta resaltos o corrugas para mejorar la adherencia con el hormigón. Está dotado de una gran ductilidad, para que al cortarlo y doblarlo no sufra daños. De este modo su manipulación resulta más segura y con un menor gasto energético.

La Ductilidad es una característica muy importante en el caso de estructuras sometidas a solicitaciones de tipo sísmico, dinámicas o de impacto. La reglamentación española vigente (Instrucción de hormigón estructural EHE) exige que en el caso de estructuras sometidas a acciones sísmicas se deberán emplear armaduras pasivas elaboradas con acero corrugado soldable con características especiales de ductilidad, acero tipo B 500 SD.

También hay que destacar que este tipo de acero es muy resistente a la rotura sin llegar a alcanzarse la resistencia a tracción del material, por la actuación cíclica de la solicitación, como puede ocurrir en puentes por ejemplo. Este es el fenómeno conocido como fatiga.
Las barras B 500 SD cumplen los requisitos relativos al comportamiento frente a la fatiga exigidos por la Norma UNE 36065 EX y la Instrucción de hormigón estructural EHE.

Otra función destacada es la resistencia a las cargas cíclicas, nos referimos a los casos en que las tensiones en el acero pasan repetidamente de ser tracciones a ser compresiones.
El comportamiento que experimenta el acero cuando es solicitado por tensiones cíclicas o repetidas y de signo cambiante (tracciones-compresiones), como es el caso de las generadas por el sismo, es muy diferente del descrito para la fatiga citada anteriormente..
Esta alternancia de las tensiones de las armaduras produce un efecto destructivo del acero muy superior al que genera la fatiga.

¿Para que se utiliza?

Este tipo de acero está diseñado especialmente para construir estructuras de hormigón armado. Se emplea para elaborar estructuras en fábricas de hierro armado o ferrallas e incluso para elaborar directamente en obra con maquinaria específica para dar forma a estas barras.

¿De qué está hecho?

El acero corrugado está hecho a partir de chatarra o mineral de hierro y carbono, en esta aleación el carbono no supera el 2,1% en peso[] de la composición, alcanzando normalmente porcentajes entre el 0,2% y el 0,3%. Porcentajes mayores que el 2,0% de carbono dan lugar a las fundiciones de férreas quebradizas y no se pueden forjar, sino que se moldean.

Las barras de producto corrugado tienen unas características mecánicas y específicas que deben cumplir, para asegurar el cálculo correspondiente de las estructuras de hormigón armado.

¿Cómo se hace?

En el proceso de fabricación del Acero corrugado hay que destacar dos grandes procesos, el de acería y el de laminación.

La acería, consta de tres instalaciones fundamentales, el Horno eléctrico, el de Cuchara y Colada Continua.
En el Horno Eléctrico, se realiza la fusión de la chatarra y demás materias primas para conseguir la composición química deseada. Esta se controla exhaustivamente durante el proceso.
El acero líquido se vierte en el Horno Cuchara y se realiza el ajuste definitivo de la composición química hasta obtener la composición deseada. Los dos elementos de la composición del acero, más difíciles de controlar son el carbono y el azufre. Por tal motivo, se realizan análisis adicionales.
El último paso consiste en transformar el acero líquido en lingotes de acero o palanquillas. Para ello, el acero líquido se vierte de forma que alimenta la colada continua, donde se lleva a cabo la solidificación del acero y la obtención de palanquillas.

En la laminación, las palanquillas son introducidas automáticamente en un horno para su recalentamiento.
En el siguiente paso los rodillos de laminación van reduciendo su sección a la vez que aumentan su longitud en un tren continuo. 
Este tren continuo se halla formado por el tren de desbaste, seguido del tren intermedio, a partir de aquí se ramifica en trenes acabadores, según el material a obtener sean barras finas, barras gruesas o rollos.
En las barras para el armado de hormigón, las corrugas se consiguen en la última pasada, dado que el cilindro correspondiente está diseñado para tal función.
Durante los procesos de acería y laminación el material está identificado y separado por coladas. Estas son la referencia para todos los efectos del Control de Calidad.
Las barras laminadas se depositan en una placa refrigeradora, posteriormente son cortadas a la longitud deseada, empaquetadas y expedidas al almacén. Los rollos se compactan para ser empaquetados antes de su almacenaje definitivo.

Distintas partes que lo forman:

Sección: ES la forma principal de la barra y en el hierro corrugado esta es siempre maciza y circular

Corrugas longitudinales: se compone de dos resaltos longitudinales en toda la superficie de la barra opuestos entre si al eje de la misma.

Corrugas transversales: Serie de resaltos transversales distribuidos uniformemente sobre la longitud de la barra. Están dispuestos perpendicularmente a la corrugas longitudinales y separados en dos grupos por las mismas. Una serie se encarga de indicar el tipo de acero B 500 S y la otra el fabricante y el país de origen. Las corrugas forman, en cada uno de los sectores de la barra, dos series de igual separación pero distinta inclinación.

Características Mecánicas:

Acero normalizado B 500 SD, según UNE 36065 EX y la Instrucción de hormigón estructural EHE:

*La letra B indica el tipo de acero (acero para hormigón armado).

*El número 500 indica el valor del límite elástico nominal garantizado, expresado en MPA.

*Las letras SD indican la condición de soldable y las características especiales de ductilidad.

*Límite elástico (fy) (1) ≥ 500 MPA.

*Carga unitaria dle rotura ((fs). ≥ 575 MPA.

*Relación fy real / fy nominal  1,25

*Aptitud al doblado  desdoblado.

*Relación: Carga unitaria de rotura / límite elástico 1,15 ≤ ( fs / fy ) ≤ 1,35

*Alargamiento de rotura (ε u,5) ≥ 16%

*Alargamiento total bajo carga máxima  máx) ≥ 7,5 %

Historia

Los primeros utensilios de este metal descubiertos por los arqueólogos en Egipto datan del año 3000 a. C. En el siglo IV a. C. armas como la falcata fueron producidas en la península Ibérica.

El hierro para uso industrial fue descubierto hacia el año 1500 a. C. en Armenia y se mantuvo mucho tiempo en secreto. Los artesanos del hierro aprendieron a fabricar acero calentando hierro forjado y carbón vegetal en recipientes de arcilla durante varios días, con lo que el hierro absorbía suficiente carbono para convertirse en acero auténtico.

Las características conferidas por la templabilidad no consta que fueran conocidas hasta la Edad Media, y hasta el año 1740 no se produjo lo que hoy día denominamos acero. Los métodos de fabricación consistían en obtener hierro dulce en el horno, con carbón vegetal y tiro de aire.

Fue Benjamin Huntsman el que desarrolló un procedimiento para fundir hierro forjado con carbono, obteniendo de esta forma el primer acero conocido. En 1856, Sir Henry Bessemer, hizo posible la fabricación de acero en grandes cantidades, pero su procedimiento ha caído en desuso, fue el metalúrgico francés Paul Héroult quien inició en 1902 la producción comercial del acero en hornos eléctricos a arco. En 1950 se inventa el proceso de colada continua que se usa cuando se requiere producir perfiles laminados de acero de sección constante y en grandes cantidades.